Criatura editora nace a finales de 2011, en La Lupa Libros, compartiendo la filosofía, el concepto y el modo de trabajo que ha acompañado a la librería desde sus inicios.

Nos definimos como un proyecto independiente, por la naturaleza e identidad del emprendimiento y por el origen de nuestros recursos y financiamiento.

Hemos aceptado el desafío de editar, bajo el compromiso de que prime la calidad en la selección de nuestras publicaciones, con un profundo respeto y cuidado tanto por el autor como por su trabajo, así como nuestra responsabilidad ante la sociedad como proyecto económico autosustentable.

Entrevista a Gabriel Calderón

Escribí esta obra para a la Comedia Nacional, hacía mucho que me venían sugiriendo que pensara una obra para trabajar con ellos. La propuesta fue presentada 3 veces y las 3 veces rechazada. La historia de Mi pequeño mundo porno será siempre la historia de una obra que no llegará a montarse. Otros directores me la han pedido, incluso yo mismo lo quise hacer, ha estado en la carpeta de coproducción de festivales internacionales importantes. Pero siempre termina de la misma manera: “me encanta la obra, es muy potente, muy buena, genial”. Pero nadie se anima a hacerla.

Los buenos críticos son aquellos de los que aprendo con sus críticas. Sus lecturas son posibles aunque no buscadas por mi dramaturgia o espectáculo. Una de esas críticas es María Esther Burgueño, quien me ha enseñado y de la que sigo aprendiendo muchísimo cada vez que hace un análisis de un espectáculo. Fue a una observación de su parte sobre los números que decidí empezar a realizar un trabajo exhaustivo con los números en mis obras. Sin duda, el número de MPMP es el 7. Para mi ese número será siempre el culo y el Apocalipsis.

Otra idea que pululaba en el momento que escribía esta obra, eran esas obras o películas en la que varias historias separadas empezaban a unirse sobre el final de la historia, demostrando que todo está conectado. Me sugería mucho la idea de escribir una historia en donde pequeñas historias tendieran a conectarse pero nunca se conectaran del todo. Al final, como siempre, la escritura imparte sus propias decisiones, y la idea mutó. “Todos somos todos” sería la idea central sobre la que trabajé la estructura.

Luego, en una obra llamada “Obscena” desarrollé mucho más el concepto que en MPMP apenas esbocé. En “Obscena” obra escrita conjuntamente con Alejandro Gayvoronsky, Santiago Sanguinetti y Luciana Lagisquet, descomponíamos la obscenidad en tres elementos: lo porno, lo violento y lo escatológico. Muchos elementos de esos tres componentes están insinuados o sugeridos en esta obra precedente.

Sin duda, y conectado a lo anterior, el trabajo de lo pornográfico, lleva a mostrar el sexo y hacerlo expreso en diferentes formatos y no solo la carne, como exige el epígrafe de Baudrillard al inicio del libro. Fue mi interés, buscar pornografía en las relaciones de personas que no se tocan, así como en el lenguaje de los diálogos cotidianos o en la soledad de los personajes. Pensar que la pornografía no solo se vive en los sexos y en los cuerpos es una idea que aún hoy me seduce.

Artículos relacionados:

Presentación de "Mi pequeño mundo porno" en el Mingus Bar & Café

Gabriel Calderón, Sebastián Santana, María Esther Burgueño y Mariana Percovich presentando el libro "Mi pequeño mundo porno", publicado por Criatura editora, en el Mingus Bar & Café, el 3 de noviembre de 2011.

 

Gabriel Calderón

Gabriel Calderón (Montevideo, 1982), dramaturgo, director, actor. En 2004 fue becado por la Fundación Carolina para estudiar dramaturagia y dirección de teatro en Madrid. En 2009 participó en la Residencia Internacional del Royal Court Theatre.

 

Mi pequeño mundo porno

Gabriel Calderón - Ilustración Sebastián Santana Camargo
Mi pequeño mundo porno no es una obra de teatro. En realidad, Calderón concibió este texto para ser representado en un teatro. Pero este pequeño mundo porno no solo no es sino que no necesita de un escenario. Las diferentes habitaciones del hotel en el que trascurren...


ojear el libro