Criatura editora nace a finales de 2011, en La Lupa Libros, compartiendo la filosofía, el concepto y el modo de trabajo que ha acompañado a la librería desde sus inicios.

Nos definimos como un proyecto independiente, por la naturaleza e identidad del emprendimiento y por el origen de nuestros recursos y financiamiento.

Hemos aceptado el desafío de editar, bajo el compromiso de que prime la calidad en la selección de nuestras publicaciones, con un profundo respeto y cuidado tanto por el autor como por su trabajo, así como nuestra responsabilidad ante la sociedad como proyecto económico autosustentable.

Su pequeña eternidad

Su pequeña eternidad

Teresa Porzecanski


El libro

«He matado a mi propia madre» es la confesión inicial de Matilde Spinoza que abre esta novela. La historia, contada en jirones, es al tiempo la de una y la de todas las vidas, ya que en el mismo tejido verde jade se van urdiendo los relatos de la lenta agonía de la madre; de Avelina y su pueblo maldito; del rabino Bajarlía y su audición radial; de Mario, el escritor que, alucinado, ve muertos que caminan por la calle; de la princesa china Taihe, quien cruzó el Gobi hacia el oeste y tantos años después volvió al este como anciana. Estos personajes mantienen, sin quererlo, un diálogo que los trasciende sobre el peso de la herencia, del propio origen, el cruce entre las expectativas colectivas y las libertades individuales. Entre los mil pliegues del lenguaje de Porzecanski, se esconde un feroz animal literario pronto para atacar directo a las entrañas.

«Eso había descubierto la señora Spinoza en su peregrinación por las salas de espera, mientras estudiaba atentamente los rostros: cada uno podía haber sido cualquiera de los otros, y eso era, en definitiva, lo humano de la humanidad.»

 

Ilustración de cubierta: Leandro Bustamante

ojear el libro

 

 

La autora

Teresa Porzecanski (Montevideo, 1945) es licenciada en Ciencias Antropológicas, doctora en Trabajo Social con posgrado en Hermenéutica y maestría en Tecnologías de la Comunicación. Se ha desempeñado como docente e investigadora universitaria y, en el ámbito de las Ciencia Sociales, produjo más de una veintena de ensayos.

Como escritora, desde su premiado primer libro, El Acertijo y otros cuentos (1967), ha construido una vastísima obra narrativa y poética. Entre sus novelas se destacan Felicidades fugaces (2002), La invención de los soles (1981) y Perfumes de Cartago (1994, beca Guggenheim), las dos últimas, traducidas al inglés. Otros textos suyos han sido publicados en francés, holandés, alemán, rumano y húngaro. Recibió muchos reconocimientos a lo largo de su carrera, por ejemplo, el Premio Morosoli de Literatura, por el conjunto de su obra, en 2004, y la beca Rockefeller, para una residencia en Bellagio, Italia, donde en 2006 terminó de escribir esta novela.